Desde Hong Kong hasta Nueva Zelanda. La vuelta a la regata del Vestas 11th Hour Racing

En el mes de diciembre, durante la parada de la Volvo Ocean Race en Hong Kong, el Vestas 11th Hour Racing no terminó la etapa.
Después de una larga travesía desde Melbourne, Australia, el equipo estaba a 30 millas náuticas de llegar a meta en Hong Kong en segunda posición pero tuvimos una colisión con otro barco.
Eran las 2 de la mañana, había niebla, y ocurrió lo que nunca hubiéramos esperado.
Los 10 tripulantes del otro barco cayeron al agua y procedimos al rescate con la mala suerte de que uno de ellos no consiguió sobrevivir.
Así que nos retiramos de la etapa y decidimos mandar el barco en un carguero hasta Nueva Zelanda, la siguiente etapa, para proceder a reparar los daños en el casco.

Desde entonces me he dedicado a documentar el proceso de reparación de nuestro barco hasta que hemos vuelto a salir a navegar.
Han sido momentos complicados y duros para el equipo pero por otro lado para mí ha sido interesante poder documentar la reparación de un barco y documentar la vuelta de un equipo a la competición después de una situación así.
Aquí algunas fotos de lo que fue el día a día viviendo en un astillero de sol a sol

CA9A0947Atila MadronaCA9A0053Atila MadronaCA9A0655Atila MadronaCA9A0623Atila MadronaCA9A1434Atila MadronaCA9A0496Atila MadronaCA9A1321Atila MadronaCA9A1234Atila MadronaCA9A1166Atila MadronaCA9A0802Atila MadronaCA9A1133Atila MadronaCA9A0735Atila MadronaCA9A1839Atila Madrona-2CA9A1822Atila Madrona-2CA9A1765Atila Madrona-2CA9A1804Atila MadronaCA9A0902Atila MadronaCA9A1922Atila MadronaCA9A1988Atila MadronaCA9A1952Atila MadronaCA9A2059Atila Madrona

Y aquí el vídeo del proceso que hice:

Ahora mismo vamos en segunda posición de camino a Itajaí, la siguiente parada. Todos nuestros ánimos, deseos y rezos para que el resto de la flota lleguen todos sanos y salvos a puerto.
Chino

Anuncios

Viviendo en Cape Town dos semanas durante la etapa 2 de la Volvo Ocean Race

Aquí un pedacito de lo que vivimos en Cape Town durante la parada de la Volvo Ocean Race al terminar la etapa dos. Un país increíble del que solo pude conocer Cape Town y algunos pueblos de alrededor y del que me quedo con muchas ganas de conocer mejor.

En realidad, aunque no paremos de viajar, la mayoría del tiempo me dedico a documentar la vida del Vestas 11th Hour Racing en foto y vídeo y mientras tanto ya me encargo de que ocurran algunas historietas como las que veis aquí. Recorrer distancias infernales con una bici sin marchas, comprar tablas por 28 euros, ir a surfear en Taxi y en fin, un sin parar de despropósitos como de costumbre.

Hace unos cinco meses que estoy trabajando en esto y nos quedan otros cinco más. La regata en total son 9 meses y 12 destinos del mundo.
Comenzó desde Alicante el 22 de octubre y hoy, a 28 de diciembre de 2017 llevamos tres etapas completadas.
Ahora mismo estamos Melbourne y los barcos saldrán hacia Hong Kong el día 2 de enero.

Puede que alguien haya echando en falta algo de vela, del barco, de la tripulación…Si queréis conocer más acerca del trabajo que hago, nuestro barco, la vida durante las travesías, quién es la tripulación etc entonces id al canal de equipo porque ahí es donde lo cuento todo: www.youtube.com/vestas11thhourracing

Pronto os contaré más!

🙂
__

Historias desde la Volvo Ocean Race

Por un momento he vuelto a casa. Tan solo unos días; y me he conseguido escapar.
Es lunes y no hay nada más que un mar de otoño entre mi y el horizonte. A mis lados alguna rocas que me protegen y un silencio que echaba mucho de menos.
Disfruto del deseado placer de la soledad bajo el sol mediterráneo y la tranquilidad de estar a salvo.

Tengo algo que leer conmigo y ninguna otra cosa que hacer más que observar detalladamente mis cinco metros cuadrados de aventura. Son los mejores porque no hay nadie. Me detengo a comprobar que las formas de las rocas son las que son; las aprieto, las huelo, vuelvo a mirar el mar; más que nada para confirmar que sigue ahí y continúo con mi curiosa aventura de seguir sentado observando.

Por fin comienzo con mi lectura. El primer relato “Carta de amor e ira” de Nélida Piñón que escojo me estremece de tal manera que no puedo dejar de leer. Termino y paro un momento. Vuelvo a mirar al horizonte y me acuerdo de lo bonito que es escribir. Para aquellos que tenemos afición es como para el que toca la guitarra o al que le gustan los bombones o como para quien estrena un lienzo. Es un auténtico placer escribir por escribir; disfrutar del simple placer de escribir. Esa emoción de estar creando algo; unos pelos de punta de repente, el que hace un tatuaje, el que sube una montaña, el que toca la primera nota, y la que llora con una canción. Hay que hacer estas cosas cuanto más mejor.

Hace más o menos un mes que estoy viviendo entre barcos. Viajes, ciudades, puertos, corrientes, trenes, vientos, casas provisionales, gente nueva, gente nueva otra vez y un montón de cosas más que unas personas se han encargado de construir para que siete barcos den la vuelta al mundo en diez meses.
Pensaba que hasta ahora no había tenido tiempo, o, se me había olvidado escribir. Pero cuando he echado un vistazo a lo que había ocurrido hasta ahora me he dado cuenta de que no he parado ni un minuto de escribir.
Escribir con la luz también cuenta.
Esto es lo que había escrito:

44102487750027IMG_2844IMG_4151IMG_3159441009441010_44Y1924441026443225441004CA9A0125441008CA9A5262CA9A7698-2CA9A5313CA9A5913CA9A0001CA9A5978441018441027CA9A8850CA9A8071CA9A9315441019CA9A8964441025CA9A6135CA9A9640CA9A9660DSCN6774-2CA9A9965CA9A9707IMG_5323IMG_2882

Menos de un mes para que la Volvo Ocean Race salga desde Alicante ¿Cuál es mi rol?

Menos de un mes para que empieze la movida. Todo esto de lo que llevo hablando los últimos meses: 7 equipos, 11 tripulantes por barco, con escala en 12 ciudades alrededor del mundo y 45.000 millas. Ah, y yo haciendo fotos por ahí. Como dicen en la web de la Volvo Ocean Race: “Conocida habitualmente como la competición más larga y más dura del deporte profesional, y como uno de los tres grandes acontecimientos del mundo de la vela junto a los Juegos Olímpicos y la Copa América.”
Pues eso, que puedo decir que tengo la suerte de embarcarme en esta aventura: Estaré documentando las hazañas del Vestas 11th Hour Racing a lo largo de los 10 meses que dura la regata.
Y, lo mejor de todo, empieza en Alicante. Eso sí, que los alicantinos se hayan enterado de la movida, el esfuerzo, y la cantidad de pasta y de gente internacional que trae la Volvo no lo tengo tan claro. Creo que los del ayuntamiento de Alicante estaban tomando horchata en Peret cuando fue curso de redes sociales: @gvaalicantepuertodesalida es el nombre oficial del instagram de Alicante para el evento. Muy intuitivo desde luego.

Mi rol como fotórafo y film-maker será la de generar contenido acerca del equipo, del barco y de las historias que ocurran, pero no voy abordo. Para eso está el On-board reporter; una figura que proporciona la Volvo Ocean Race a los equipos y que se encarga de documentar a la tripulación desde dentro. Él si se embarca los 10 meses y vive en el barco. A través de un satélite envía el contenido al que nosotros desde tierra tenemos acceso y podemos editar, publicar etc.

Así que todo el mundo atento a este maratón oceánico que está a punto de empezar. Un mito en el mundo de la vela y una delicia para todos aquellos a los que nos flipa el mar, el deporte y la aventura.

Todos los vídeos que estoy haciendo están en el canal de youtube del equipo: https://www.youtube.com/vestas11thhourracing
y el resto del contenido en nuestras redes:
https://www.facebook.com/Vestas11thHourRacing/
https://www.instagram.com/vestas11thhourracing/

Nos vemos en el agua!
🙂

Las 21 mejores fotos antes y después de un esguince

Aquí algunas historias de esta primavera y de antes de que jugando al #floorislava me hiciera un esguince. La mujer del hospital de urgencias me ha puesto una escayola y recetado un absurdo número de días de recuperación que no quiero ni escuchar. Es el “procedimiento” lo llaman. Es algo mecánico que hacen muy asépticamente y casi como el que se despierta cada día. Que no lo piensa. Lo hace y ya está. Es esa tan agradable acogida de los hospitales.

Junto a mí, y al bochornoso calor alicantino de junio, hay otras personas con sus respectivas urgencias. Es todo muy urgente. Igual que mi tobillo. Si no se tratase de aquí a los siguiente 5 minutos uno moriría en el acto.
Además es como si el calor del verano hubiese hecho que las dolencias de cada uno se hicieran aun más graves. Y más urgentes claro. La paciencia es algo que se ha ido. No existe la palabra.

Hay sudor en mi frente, en la del señor de enfrente también, el niño de la madre llora mientras ella se abanica con desespereción, el contador de números no pasa, la señora resopla. El aire está como contaminado. Así que mi proyecto “Alicante Extreme” se postpone hasta que esté de vuelta a la acción.
Menos mal que tengo a Julito a mi lado, quien no deja de repetir que todas las cosas pasan por algo y que esté tranquilo, que si tengo que descansar unos días es porque necesitaba descansar y que todo lo bueno llega.

No sé, quiero pensar que son palabras de un sabio, pero da igual, mientras tanto, sigo con mi cámara y editando mis fotos.
Hay un hombre de pelo largo en un lago a punto de tramar algo, un atunero con tatuajes que se quiere quedar a vivir en Alicante, una hermana embarazada, una novia lista para ser madre, un primo vacilón, unos ciclistas muy decididos,unos paisajes de nadie, un mar que nos rodea y alguien detrás de la cámara que a veces aparece.
Hay unas historias que ocurren y que uno quiere contar. Unas historias que han ocurrido porque tenían que ocurrir.
Porque todo lo bueno llega.

IMG_0540 copiaIMG_0920 copiaIMG_9194IMG_5124 copiaPrimolarry x Atila (8)IMG_3332IMG_2409IMG_1894 copiaIMG_9048DSCN6100 copiaComunión Iñigo Guerrero-226 copiaIMG_1774 copiaDSCN6103 copiaDSCN4556
DCIM100GOPROGOPR0266.JPG
DSCN6111 copiaDSCN6114 copiaIMG_0424 copiaDSCN6040.JPG 2Comunión Iñigo Guerrero-237DSCN6040

Tranquini es una bebida que te ayuda estar relajado y enfocado. Me han estado ayudando a llevar a cabo mis últimos proyectos y a estar más enfocado en el trabajo y más relajado cuando uno busca estar en calma.
Próximo proyecto era “Alicante Extreme” pero a causa de mi lesión no podrá llevarse a cabo hasta dentro de un tiempo. De momento empiezo a trabajar como fotógrafo para el barco de Vestas en la Volvo Ocean Race y ya contaré qué es lo que voy a hacer durante la regata.