La ola perdida / Surf en el mediterráneo

La ola perdida youtube

 

La ola perdida es un “mini documental”, si se puede llamar así, que he hecho aprovechando estos días de buen surfing que hemos tenido en el mediterráneo. Dedicado a todos los surfistas que con tanto empeño surfean aquí y dedicado a sus olas. Para que las cuidemos y para que podamos disfrutarlo para siempre.

He querido hacer un vídeo un poco diferente porque la historia de Chimo me conmovió un montón. Yo a él ya le conocía desde hace tiempo aunque nunca habíamos pasado un rato juntos. A mí me habían hablado mucho de él.
Al salir del agua vino a hablar conmigo para decirme que le habían encantado mis historias de Nueva Zelanda y entonces me llevó a su casa.
Allí aluciné porque Chimo vive en una casa emblemática que los surfistas llevamos viendo desde que surfeamos allí. Pues resulta que la casa la van a demoler y están muy tristes.

No conozco bien la historia de la casa, ni de lo que se va a construir allí pero para mí, más allá de algo tan triste como una demolición, el tema está en el respeto por la tradición de los pueblos bañados por nuestro mar. Todos los surfistas del mediterráneo, los que sean mayores más, hemos visto cómo en algunos lugares, ojo que no digo todos, la naturaleza ha tenido que rendirse a lo que se llama “evolución”. Una evolución insostenible que ha construido cosas como Benidorm. Un lugar con un entorno mediterráneo auténtico pero que ha perdido su esencia y su valor turístico para sustituirlo por algo que nada tiene que ver con esta zona. Son pueblos pequeños en los que no hemos sido capaces de hacer coexistir su propia cultura con el avance y el turismo.
En alguna parte de la entrevista de Chimo el cita un ejemplo como el pueblo de Altea; que sí ha conseguido mantener esa esencia mediterránea y al mismo tiempo atraer a un turismo que acude con encanto. La verdad que no sé si la gente de altea estará contenta o no pero por lo menos para el de fuera Altea es un sitio bonito, que conserva cierta esencia y Benidorm por ejemplo no tanto.

Por eso, sobre todo nosotros que somos los que más amamos este mar, somos los encargados de cuidarlo, defenderlo, apreciarlo y disfrutarlo como hacemos. Mantenerlo limpio, respetarlo y devolverle todo lo que él nos da.

Como dice Chimo “Los surfistas del mediteráneo somos una raza diferente”.

A la demolición de la casa de Chimo le acompañará, hasta lo poco que yo sé, un complejo turístico formado por tres hoteles que posiblemente quieran una playa tranquila en lugar de una izquierda perfecta. Digo posiblemente porque no tengo ni idea pero quién sabe si algún día, los que surfeamos por allí, tendremos que luchar por esa posible “ola perdida”.

Seamos defensores de nuestra tierra y no perdamos lo que nos corresponde; nuestra esencia mediterránea. Y no solo por las olas; sino por nuestra cultura.

 Dedicado a todos vosotros. Los que surfeáis el mediterráneo

La fiesta de la bici en Ibiza

Sufrir como perros en solo por el placer de llegar. Eso es lo que fuimos a hacer a Ibiza.
Lo que veis es la Vuelta a Ibiza MTB 2016. Es la 16 edición de esta fiesta de la bici en Ibiza. Otra cosa no, pero bici en este viaje hemos tenido para aburrir.

Nos dijeron los isleños que agradecían muchísimo el hecho de que viniese gente a la isla a hacer deporte y a ver sus recorridos.
Nosotros agradecemos a la organización su esfuerzo porque la verdad es que ver la isla en primavera y verla montando en bici es un privilegio.
El año que viene más. Aquí las fotos y el vídeo del viaje:

 

Costa Rica surfing days

Costa Rica surfing days porque básicamente a eso nos hemos dedicado en este viaje por la costa del Caribe y del Pacífico de este país.
Tres semanas de surfing sin parar hasta acabar reventados y tener que irnos a la montaña a pasar dos días para descansar. Y no es coña, en Costa Rica hace más calor que en Alicante un 15 de agosto a las 14:00 de la tarde. Las noches eran un infierno y a medio día no conseguíamos ni comunicarnos entre nosotros. Así que Koldo y yo nos dimos un capricho y nos fuimos a la zona de Monteverde para dormir un par de días acampados en el campo y tapaditos hasta arriba con las fundas de las tablas improvidadas que habíamos sacado de unos viejos edredones de casa de Eric.

Ir a ver a Eric y compartir con su familia la vida caribeña ha sido una experiencia guapísima. Hacía cinco años vivíamos juntos como jóvenes descerebrados y ahora era el padre de familia más molón del mundo.
Costa Rica ha sido una sorpresa tan intensa como las olas que hemos encontrado. He dividido el viaje en tres partes coincidiendo un poco con la ruta que hemos hecho; la visita a Eric en Puerto viejo. El viaje los tres juntos, Koldo, Eric y yo hasta el Pacífico en la zona de Mal País y por último los días de puro surfing que tuvimos Koldo y yo en la región de Guanacaste; en la parte norte del Pacífico.

Aquí un resumen en fotos de lo que hemos vivido estas tres semanas mientras preparo los tres capítulos en vídeo. #puravida:)

La sorpresa de Eric / Costa Rica

la sorpresa de eric thmbnail

“La sorpresa de Eric” casi que se ha convertido en el nombre este viaje. Al final ha sido por él que ha ocurrido todo esto. Es como que el personaje principal de esta web ha pasado de ser de un chaval alicantino en bici a un catalán muy personaje que vive en Costa Rica.

De cualquier manera, este viaje era algo que tenía pendiente desde hace años. Ya cuando estaba en Nueva Zelanda pensaba en que después de subir y bajar montañitas en bici me iría a ver a Eric al Caribe tarde o temprano.

Bueno pues aquí estamos. La historia es que Koldo, Eric y yo, entre otros muchos, vivimos juntos durante un tiempo en Lisboa. Como no podía ser de otra manera el surf nos unió mucho y desde entonces, pasara lo que pasara, un vasco, un catalán y un alicantino, hemos sido siempre muy amigos.

Koldo y yo nos hemos venido a darle una sorpresa pero como hemos sido poco cautelosos y el catalán ya de por sí es bastante avispado el tío sabía que veníamos.

Eric vino aquí a Costa Rica en búsqueda de algo. Cuando vivíamos en Lisboa se dedicaba a cualquier cosa que no hiciera el resto. Él coleccionaba sellos antiguos que encontraba en viejas fábricas, tallaba figuritas de madera, decoraba la casa, se tomaba su café rutinario con los vecinos portugueses del barrio de Alfama y de vez en cuando daba conciertos de música.
Alto, flaco, con las manos enormes y un estilo único el tío era capaz de engatusar a cualquiera con su elegancia despreocupada.
Una vez aquí estuvo dedicándose a sus tareas; vendía surfistas de madera hechos por él en los puestos del mercadillo, tallaba letreros para los hoteles de la zona y se buscaba la vida con tal de surfear. Como nos pasa a todos los que vamos detrás de las olas. Hacer absolutamente lo que sea pero con una única condición: que haya olas.

Por un motivo u otro se vino a la costa del Caribe y acabó en un pequeño pueblo muy auténtico llamado Puerto Viejo. Entre una cosa y otra Eric iba haciendo su vida al ritmo caribeño hasta que un día nos contó que ya había nacido su hija. Sí, Eric ya tenía una hija. – Tío, ¿Te acuerdas de cuando Eric nos dijo que se iba a Costa Rica?, pues ha tenido una hija -.

Las cosas le fueron llegando caídas del cielo como cuenta él. Conoció a Lara surfeando en Playa Grande; se enamoraron y Eric le escribió muchos mensajitos de Facebook aunque le cueste reconocerlo; la verdad es que no es alguien a quien le vaya mucho el tema tecnológico. Creo que nunca ha tenido un ordenador desde que se fue de casa.
Fueron pasando los años, un poco de aquí un poco de allá, Lara tuvo un par de oportunidades, Eric también y al final acabaron creando un hogar precioso y muy especial desde el que estoy escribiendo esto.
Lara dice que no existe termino medio con el Caribe; que o te encanta y te enamora o no quieres volver.

Aquí los días son intensos bajo el sol. La humedad te empapa hasta el cerebro, la ropa siempre está mojada y las toallas huelen a humedad. Como cuando te olvidas de sacar la lavadora y al día siguiente todo apesta pero continuamente. Hay iguanas en los árboles, ardillas, conejos sin rabo, monos que gritan como en un estadio de fútbol, arañas de medio metro, serpientes, perezosos, grillos y un montón de cosas más que no ves y que viven encantados en la selva en este paraíso de la humedad. A cambio el caribe te envuelve en un ritmo de vida marcado por el sonido de las olas. Por la melodía de los pájaros al amanecer y la luz de las luciérnagas al dormir. Es el encanto de compartir la selva con los animales.

Esto es como en las pelis. Como esos piratas que veías de pequeño en las películas. Esos que desembarcaban en islas perdidas entre mares azul turquesa para agarrar un coco que cortaban con machete y emprendían una búsqueda para encontrar un tesoro. Pues igual sólo que para nosotros el tesoro son las olas; lo bueno es que es un tesoro infinito. Una vez lo has descubierto ya eres rico para siempre.

Eric y Lara viven a las afueras de Puerto Viejo y nos han enseñado mucho acerca del país, de la gente, de la cultura local y de las olas. Puerto Viejo, aunque sea algo turístico, es un lugar que preserva su esencia y en el que sus gentes, por lo menos esa impresión me ha dado, disfrutan mucho de donde viven. La historia de estos mares es pirata total. Todavía conserva esa estética y es lo que lo convierte en un lugar tan especial.
Hace unos seis días que estamos aquí y todavía nos queda mucho por descubrir. Aquí os dejo este primer capítulo en vídeo acerca de un país tan salvaje bañado por el pacífico y el caribe y donde uno puede probar a vivir eso que los de aquí llaman “puravida”.

 

 

Surf Training Madrid III

surf training mad thmbnl

Tercera sesión del entrenamiento enfocado al surf que estoy haciendo con el equipo de Surf Training Madrid para mi próximo viaje.

En esta ocasión en lugar de ser Jacobo ha sido Cristina quien me ha dado la clase. Ella está enfocada a clases de SUP yoga y pilates. Es decir, yoga y pilares encima de una tabla de SUP.
Yo diría que lo interesante de estos ejercicios es que uno necesita mayor concentración para realizar las posturas puesto que el medio es mucho más inestable que el suelo. De tal manera que se fortalecen esos músculos que nos dan el equilibrio en la tabla. Además, al conentrarte más me da la impresión de que se aprenden mejor las posturas de yoga; hay que dedicarle mayor atención a la postura porque sino acabas cayéndote. Y eso hace que entiendas mejor el ejercicio.
La siguente clase será la de pilates y subiré el vídeo.

¡Gracias por el trabajo chicos!

Podéis seguir a Jacobo y su equipo de Surf Training Madrid en:

https://www.facebook.com/Surf-Training-Madrid-289886591168556/?ref=ts&fref=ts

https://www.instagram.com/surftraining_madrid/

Vlog 6 No hay nieve en navidad

 

Vlog número 6 de la vida en España. No sé vosotros pero estuve todas las navidades escuchando a gente hablar por la calle de que se derriten los polos y esos temas de los que nos encanta hablar sin tener ni idea.
Yo no sé si será el cambio climático o qué pero nosotros en navidad siempre nos bañamos. Y si eres Alicantino lo sabes. De esto va un poco este vlog; de la suerte que tenemos y de cómo nos mola aprovecharlo.
Luego, para celebrar la navidad, un poquito de nieve y de rutas por el monte. Así con frío, como tiene que ser en el mes de diciembre. Aunque no había mucha nieve la verdad; digo yo que por el tema este de que se derriten el polos y del que tanto sabemos.

El Vlog anterior terminaba con un “Continuará…” y una pista sobre lo que estoy haciendo ahora. La tienda Trendsplant en Madrid. Desde donde estoy escribiendo esto por cierto mientras apunta hacia mí un aparato que lanza un chorro de aire caliente incómodo que me seca la cara pero me mantiene las manos medio calentitas con este frío helado que entra por la puerta de este local en la mítica calle del pez en Madrid un jueves cualquiera de Enero. En fin, que tengo pendiente hacer un vídeo de cómo hemos construído este espacio y cómo ha quedado pero estoy inmerso en tantas cosas ahora mismo que no me da la vida para hacerlo todo.
Entre ellas, si habéis estado viendo mis vídeos, el 26 de febrero me embarco en la siguiente aventura. Nada que ver con la vuelta al perímetro de Nueva Zelanda en bici; esta va a ser más corta, pero de cara al viaje han ido surgiendo una serie de cosas que están ocupando todo mi tiempo.

Como por ejemplo grabar y editar los vídeos del entrenamiento que estoy haciendo. Resulta que un día, recién abierta la tienda Trendsplant, leí que venía a Madrid Kepa Acero a contar su último viaje por África. Así que cogí mi patín y para allá todo emocionado.
Entonces deambulando por allí conocí, a través de Up Surf Club, a los chicos de Surf Training Madrid. Como buen obseso del deporte que soy, llevaba ya tiempo pensando en lo mucho que echo de menos estar en el agua aquí en Madrid y cómo me gustaría poder hacer algo a un nivel fuerte; no sé, meterme en algún equipo de algo, ponerme a nadar a muerte…lo que fuese para no estar con el culo quieto y no estar más tieso que la mojama la próxima vez que entrara al agua. Esta gente del Surf Training me contó que se dedican a hacer estudios de cómo se comporta nuestro físico cuando surfeamos y trabajan un entrenamiento específico enfocado al surfing. Para aquellos surfistas que necesitan un entrenamiento fuerte y para todo aquel que quiera mejorar su surfing o por lo menos estar en forma para poder mejorar.

Así que desde hace unas semanas estoy entrenando con ellos y estoy flipando con el tipo de entrenamiento que hacen. Son ejercicios muy curiosos que trabajan todos esos músculos que ponemos en marcha cuando surfeamos y que no trabajamos de ninguna otra manera si no es surfeando. Como me resulta tan interesante todo aquello que tenga que ver con el bienestar del cuerpo y la salud, se me ocurrió que sería guay hacer unos vídeos acerca del entrenamiento y para que pudiérais ver cómo se entrena a un surfista. Sobretodo sabiendo que esta gente se encuentra en Madrid y que si vives aquí y no tienes el mar cerca pues también por lo menos no llores porque durante un ratito puedes sentirte feliz encima de una tabla. Aunque sea en una piscina…jajaja
Para que veáis hasta qué punto el surfing es una forma de vida que hasta en la capital de este país hay gente que se dedica única y exclusivamente a entrenar a surfistas.

Hasta ahora he hecho con ellos dos tipos de entrenamientos; uno en seco y otro en mojado. El tercero sería un entrenamiento complementario a los anteriores y enfocado al estiramiento: Yoga y pilates. Que será el próximo vídeo que haga.

Aquí los vídeos de los dos tipos de entrenamiento primeros:
En seco:

Y en mojado:

Pero no todo iba a ser estar todo el día con la camarita grabando lo que me pase por delante sino es que tengo que tener los contenidos del libro listos antes del 22 de febrero si quiero cumplir la promesa que tengo con todos vosotros de publicalo en mayo.
El libro que muchos de vosotros habéis apoyado a través de la campaña de Crowdfunding que lancé y que al final conseguimos gracias a todos.
He estado viendo a los chicos de la editorial Libros y espero poder ir poniendo novedades de cómo avanza el libro; de momento podéis ir viendo las noticias en el apartado de “novedades” haciendo click aquí. 

Así que mientras soy un importante y ocupado escritor, me dedicaré a no descuidar esos pasa tiempos que me despistan. Y haré un vlog 7 dentro de poco, un tour por España presentando mi libro, una carrera en bici en Marzo dando la vuelta a Ibiza con mis colegas, grabar más vídeos, hacer fotos, hacerme fotos con las mochilas Ribags, apntarme a algo de teatro, ir a patinar, surfear en Madrid, en Alicante o en Donosti, hacer 200 kilómetros en bici de carretera por los pirineos en un sitio al que llaman “quebrantahuesos, dormir la siesta con mi novia con las narices pegadas, aprender a plantar tomates, cambiar una chaqueta levis con borrego que me han regalado por una M porque me está pequeña, encontrar patrocinadores, perder tiempo mirando instagram y ganarle tiempo al tiempo para poder hacerlo todo:)

Gracias a todos los que me apoyáis y seguis esta historia.

Echad un ojo en
www.youtube.com/atilamadrona
www.facebook.com/atilamadrona   
www.instagram.com/atilamadrona   
www.Twitter.com/atilamadrona   

Vlog 5, abrimos una tienda en Madrid

WP_20151215_13_23_42_Pro (2)

Vlog número 5 de la vida en España después de la vuelta de Nueva Zelanda. La semana pasada la hemos pasado entera construyendo lo que veis en la foto. Y, como sabía que me tenía que venir a vivir a Madrid para ello, pues me dediqué a disfrutar de Alicante las semanas anteriores. A conocer personajes, casas abandonadas en el campo, montar en bici y cosas de esas que me encantan hacer. También conocidas como Chinás.

Halcón creo que me dijo que se llemaba el hombre que vive en las rocas. Yo me presenté, “Hola soy Atila” y allí estábamos en bolas Halcón y Atila hablando sobre “Sauld-dar” ó dar salud como dice él. Resulta que ese tío vive en el cabo de las huertas de Alicante. En un rinconcito que todavía queda sin construir (queda poquito) y al que vamos a disfrutar de la tranquilidad, él se ha montado su jardín particular para el disfrute de todos. Vive desnudo, en una tienda de campaña, sin nada más que eso. Le encanta que la gente vaya a verle y hablar un ratito con él. Vive de lo que la gente le da y dice que no necesita más.
Por un momento no podía dejar de querer vivir así yo también. Aunque luego, ¿si te entraba mucho hambre para merendar qué? ¿Vas al mercadona desnudo a por unos donuts? ¿o directamente no comes hasta que llegue alguien con algo que ofrecer?

Mientras resolvía mis dudas seguía con mi camino porque tenía que contaros algo. Me subí a uno de los puntos más altos de la ciudad de Alicante para hablaros del libro que estoy haciendo.
Cuando iba pedaleando por Nueva Zelanda a veces me agobiaba el hecho de no poder contar todas las historias que ocurrían por el camino. Era tan emocionante que necesitaba compartirlo con alguien.

Tras diez meses viviendo en la bici pensé que haría muchísima ilusión contar con fotografías y textos lo bonita e intensa que ha sido esta experiencia y cómo la gente que he ido conociendo ha construido esta historia.
En el libro os cuento cómo ha sido mi vida en la bici y surfeando durante casi un año y cómo la cultura de un país tan salvaje como Nueva Zelanda me ha enseñado tanto.

Si os apetece apoyarme con este libro, contribuiréis a construir una historia divertida e original, una forma diferente de contar las cosas. Y os lleváis a casa una colección de fotos muy guays y de historias de gente maravillosa que me ha acogido todo este tiempo.

El libro funciona con Crowdfunding, lo que siganifica, como sabréis, que está sustentado con el apoyo de la gente. La editorial “Libros” tiene una página web donde cuenta cómo son los libros que tiene disponible. La gente entra y apoya el que más le guste. Luego reciben el libro en casa.

Si entráis en https://libros.com/crowdfunding/dont-follow-this-bike/ podéis ver cómo será mi libro y si os gusta podéis hacer una aportación. La aportación mínima son 6 euros pero hay diferentes tipos de aportación e incluso regalitos.

Mi libro necesita 150 aportaciones para hacerse realidad. Si tú apoyas te envían el libro a casa, si no apoyas te devuelven el dinero. La campaña de crowdfunding son 30 días en total y ahora mismo quedan 11.

Si el libro se hace realidad lo presentaré en la tienda que acabamos de terminar de montar en Madrid

Y, ¿de qué va todo esto? Pues los chicos de Trendsplant, los que me hicieron una tabla para el viaje, me dieron ropa y me apoyaron en todo lo que necesité, hace unas semanas que me llamaron para darme una noticia. Resulta que habían visto un local en Madrid guapísimo en Malasaña y que se estaban planteando abrir la segunda tienda. Necsitaban a alguien que tuviera una buena relación con la marca para que estuviera allí. Y ese era yo.
No había otra forma de devolverles todo su apoyo diciendo que sí; así que aquí estamos. Llevamos unas dos semanas construyendo este espacio a mano, taladrando paredes, pasando cables por el techo, ordenando el almacén y echando más horas que yo que sé para, como dicen ellos, “poner el siguiente ladrillo” de este proyecto llamado TRENDSPLANT. Ahora ya estamos en Madrid, representando Alicante y  “nos unimos a la vida de Malasaña, a partir de ya podéis visitarnos en la Calle Pez número 2, os esperamos con los brazos abiertos como siempre!”

Gracias a Mike y Luis por darnos esta oportunidad. A Fowy, Marest, y todos los que habéis ayudado a construir esto.

En el próximo capítulo os cuento cómo hemos construído la tienda.

:)